La poesía descriptiva en Abu Ŷa‘far al-Ru‘ayni

La poesía descriptiva en Abu Ŷa‘far al-Ru‘ayni
of 12
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Tags
Transcript
  LA POESÍA DESCRIPTIVA EN ABÜ YA'FAR AL-RU'AYNl POR CELIA DEL MORAL MOLINA U NO de los escasos poetas granadinos de la época nazarí aficionados a componer poemas descriptivos, bien de lugares, personas o cosas, fue Abü Ya'far A\unad al-Ru'ayni al-Garnap, o simplemente Abü Ya'far al-llbiri, como le llama al-Maqqari, de quien me he ocupado brevemente en mis dos artículos anteriores publicados en esta revista sobre la poesía árabe granadina 1. Si vuelvo hoy de nuevo sobre Abü Ya'far al-llbiri, cuya biografía resumí en mi anterior artículo sobre la t wny en el Reino Nazarí de una forma superficial, puesto· que no era el principal objeto de dicho trabajo es porque, además de compositor de tawriyas , otra de las características peculiares de su poesía, . quizás la más interesante, es la descripción o el w~f género que, como ya advertí en mi primer artículo sobre este tema: Notas para el estudio de la poesía árabe granadina , no es uno de los que predominen en esta época; en contraste con la etapa anterior (el período,almohade) los poetas del Reino Nazarí no son muy aficionados a la poesía descriptiva, salvo honrosas excepciones, y una de ellas es precisamente este poeta no muy conocido y que sin embargo, rastreando minuciosamente las 1 t Celia del Moral. Notas para el estudio de la poesía árabe granadina , MEAH, xxxn-xxxm 1983-1984), 55-94 y Tawriyas en el Reino Nazarí , ME AH, XXXN-XXXV 1985-1986).  3 6 CELIA DEL MORAL MOLINA fuentes de la época, aparece citado en varios repertorios biográficos, aunque hay que señalar que todos se repiten salvo en algunos detalles, a excepción de al-Maqqari, que, más que ofrecer su biografía de una forma tradicional, incluye un buen número de sus poemas y algunos fragmentos de su prosa, dentro del apartado que dedica a la poesía de su amigo Ibn Yábir, mezclando ambas biografías desordenadamente hasta el punto de llegar a confundir al lector y no saber a veces a quien de los dos pertenece tal o cual poema. Por otra parte, tal desorden, que no es ninguna novedad en el estilo de al-Maqqañ, ha llegado a sugerirme que podría tener, en este caso, una intencionalidad por parte del autor del NafIJ al lib, y la clave de esto podría estar en unas palabras de Ibn al-Jatib recogidas por Ibn J:layar al-'Asqaláni en al-Durar al-Kamina 2 al final de la biografía de Abü Ya'far, donde dice: Hizo la peregrinación a primeros del mes de Mt uTám del año 738/1337, asociado a un poeta ciego, bajo la condición de que él escribiría y el otro compondría y repartirían el resultado ; lamentablemente l cita se corta aquí y probablemente está glosada del texto que aparece en la IJ:W ta dentro de la biograÍUl de MU9ammad ibn Yábir, donde dice: Viajó a Oriente con la ayuda de uno de nuestros compañeros conocido por Abü Ya'far alnbiri, y eran dos espíritus en un mismo cuerpo, cayendo la poesía entre ellos dos como entre los bocados de un león, y se dispusieron a mendigar, siendo la función del ciego la de ompon~r y la del vidente escribir . Las palabras de Ibn al-Jatib nos dejan entrever la simbiosis establecida entre ambos poetas: uno componía (el ciego) y él otro escribía (el que podía ver) en el sentido literal de la palabra, de ahí que fueran conocidos por sus contemporáneos como el ciego y el vidente , por lo que la pregunta lógica que nos podemos hacer es: ¿Qué poemas son de uno o de otro? o ¿Dónde teQllina la influencia de Ibn Yábir y comienza la inspiración de Aoü Ya'far? (si es que éste compuso realmente los poemas que le atribuye al-Maqqari). Probablemente nunca lo sabremos, y quizás por esta misma razón al-Maqqañ decidió mezclar ambas biografías, quizás con la intención de mostrar las semejanzas o diferencias en la poesía de ambos autores. En todo caso, si Abü Ya'far se limitó a escribir la poesía de su 2 Ed. Mu.twmnad Sayyid '9 ad a1-~aqq El Cairo, 1966, I, 361-362.  L POESÍA DESCRlPTNA DE. ABÚ 9A FAR AL-RU AYNÍ 307 amigo y compañero de viaje, dejándose influenciar por éste en sus propias composiciones, hay una tema en el que sobresale y que difícilmente pudo copiar de Ibn Yabir, y es precisamente el descriptivo, dada la condición de ciego del poeta almeriense (no sabemos si lo era de nacimiento) que le impidió admirar las bellezas del viaje a Oriente más que a través de los ojos de Abü Ya'far, por lo que en este caso, la influencia sería en sentido contrario al que apuntábamos antes. Resumiendo de nuevo su biografía a la luz de los distintos datos que pue4an aportar estas fuentes biográficas no utilizadas en mi anterior artículo 3, Abü Ya'far Ahmad ibn Yúsuf ibn Malik ibn Isma'il ibn Atunad al-Ru'ayni al-Gamati nació -según sus propias palabras, en contestación a la pregunta que le hizo al-Safadi sobre su nacimiento cuando lo conoció en Siria- el año 708 ó 709/1308 ó 1309 4• Este autor es el único que especifica el año de su nacimiento: Ibn ij.aYar, Ibn al QicJi y al-Suyüti sólo dicen que naci6 después del 700. Hay que confiar, además, en la veracidad del autor del Wafi puesto que obtuvo su infonnación del propio interesado. Ninguno de ellos sin embargo nos dice el lugar de su nacimiento pero deducimos que fue Granada o Elvira (si aún existía esta población en el siglo XIV) por el patronímico que todos aplican al poeta: al-Gamati o al-llbiri. Nació pues en Granada a primeros del siglo XIV, pocos años antes que Ibn al-Jatib, por lo que deducimos que estudiaron juntos (deducción confirmada por la palabras de Lisan al-Din que, como hemos visto, le llama uno de nuestros compañeros ) y se formó en esta ciu dad, según al- Yaz8.ri  que resalta las enseñanzas recibidas por nuestro autor de ilustres y prestigiosos maestros: Abú~l ij.asan al-Qiyati de quien oyó su famosa qasida y Abü 'Abd AlIah MuQa¡nmad al-Baysuwi, 3 Además de la nterio~ente citada Al-Durar al-Kamina, f Ibn al-Qadi, Durrat al·Hiya,l, oo al-AJ;nnadi Abü l-Nür, El Cairo,i97().1971, 1, 62; Al-YazAri, Gáyat al-Niháya. ed. G. Bergstrae88er, El Cairo, 1932, 1, 151; Al-$afadi, Al-Wilfi bi-l-Wafayat, vrn ed. Mul?a=ad Yúsuf Na9m, Beirut, 1971, 305-308; Al-SuYlÍ P. Bugyat al-Wu a, ed. ~ d Abü l-Fa<j.l Ibrihim, El Cairo, 1964,1,403; Ibn al-Jap.'b, I1 áta, ed. Abd Alliih 'Inan, n El Cairo, 1974,330; alMaqqari, NafiJ,al-fib, oo I1)siin 'Abbiis, Beirut, 1968,1,44, n, 675-690 y VII, 347-377. En el Nayl al-Ibtiháy de AJ;nnad Babii al·Tumbukti, p. 69, aparece citado un tal ~ ibn ~m d alRu'ayni, que coincide en algunos datos con la biograrUl de Abü Ya'far, pero que difiere en otros, no aportando nada nuevo ni concreto que nos permita identificarlo con nuestro poeta, por lo que he decidido obviar esta fuente. 4 f Wáfi, op cit., 305.  308 CELJA DEL MORAL MOLlNA con quienes se inició en las lecturas coránicas; a1 ~afidi cita a Abü 'Abd A1liih Mutmmmad al-Jawlani al-l1büi, con quien aprendi61a gra mática y el fiqh así como a Abli 'Abd llih ibn Bakkir, qá4i de la aljama, que le enseñó el SaJ:iIJ. Marchó a Oriente acompa.ña,ndo a Ibn Ylibir no sabemos si al principio fue en calidad de secretario,lazarillo o amigo) a primeros del mes de Muharram del año 738/1337, dato que nos suministra Ibn Rayar tom~dolo de Ibn al-Jatib confirmado por al-Yazliri- y se dirigieron en primer lugar a El Cairo donde conoció a Abli 1:Iayyan al- Garniiti y estudió con él algún tiempo. Luego marcharon a Damasco donde recibió las enseñanzas de al-Muzi y de otros maestros sirios, que cita Ibn HaYar. Marcharon después a Alepo, pero antes, según al-Yazari. estuvieron en Baalbek., donde "oyó" la Sitibiyya de Flitima bint al-Yünini, y después marcharon a Alepo donde permanecieron 30 años, según Ibn l:fayar al-'AsqaJini, noticia que también recoge al-SuYÚti. Al ~afadi dice que se reunió con ellos a primeros del año 748/1347 y que se hospedaban en la ar al I;uldit al-Alrafiyya de Damasco. Al fmal de su biografía añade que fueron a Siria tras hacer la peregrinación, por lo que debemos deducir que entre su llegada a El Cairo en 738 y su llegada a Siria en 748 realizaron su viaje a los lugares sagrados del Islam, dato que no recogen sus biógrafos pero que, como veremos más adelante, aparece reflejado en sus descripciones poéticas. Tras estos 30 años pasados en Siria volvieron a al-Andalus (aproximadamente hacia el 778/1376) permaneciendo Abü Ya'far en Elvira poco tiempo, puesto que, según Ibn 1:Iayar, murió a mediados del mes de Ramaqan del año 779/enero de 1378 dedicado a la trasmisión de hadices y a la enseñanza de la gramática y la retórica. Ibn 1:Iayar e Ibn al-Qiiqi citan a alguno de sus discípulos, como Abü 1:Iiimid ibn ?ahira. Por su parte, Ibn Ylibir, volvió a Almena y a la muerte de su amigo le lloró y compuso en su honor alguna elegía (según Ibn 1:Iayar también) muriendo al año siguiente, en 780. Si en algo coinciden todos sus biógrafos (con idénticas o similares palabras) es en elogiar las cualidades de Abli Ya'far: "bien dotado para la poesía y la prosa, buen conocedor de la retórica, de la gramá- tica y de las artes del lenguaje, excelente en la creación (literaria), ameno en la exposición del comentario a la etórica de su amigo, y, según Ibn al-JatIo: de carácter apacible, humilde e incomparable en la  • • • L POESíA DESCRIPTIVA DE BÚ 9A FAR AL-RU AYNi 309 lengua árabe. Todos señalan como su obra principal el Comentario que hizo a la Badi'iyya de Ibn Yabir, del que hablaremos más adelante. Una vez reconstruida su biografía a través de los datos que nos suministran estas seis fuentes biográficas, pasemos a hablar de su poesía descriptiva que nos ofrece otras noticias no menos fiables: el de su paso por los distintos lugares que visitaron y que más impresión causaron en el poeta como para inspirarle la composición de unos versos. Y en primer lugar, cronológicamente, están los poemas compuestos "al salir de Granada, mientras las alturas del Nayd resplandecían y las palomas cantaban y zureaban sobre el bosque", según palabras de al-Maqqañ : "Cuando nos detuvimos para la despedida y aparecían cúpulas en el Na9d elevándose del valle, miré y vi que la Sabika era de plata por la belleza de sus blancas flores en medio del rocío; pero cuando las revistió el sol, su plata Ite convirtió en oro: ¡Qué maravillosa esta visible piedra filosofal del sol!" ay otros poemas de añoranza por lugares de su tierra natal, escritos probablemente durante su viaje, como éste 6: Se fundieron sobre la Alhambra mis lágrimas de sangre, deshecho el corazón Largo tiempo hace que estoy lejos de ellos, pero quizás retome el ausente, tras su largo alejamiento". o este otro: 5 C{. NaflJ n 677-678. Los dos primeros versos de este poema están incluidos en mi artículo: "Notas .. anterionnente citado, p. 82. Doy aquí la versión completa junto al comentario de al-Maqqañ. 6 C{. NaflJ VII, 374; como en el anterior, el primer verso de este poema también está incluido en el citado artículo dentro del apartado referente al Wa ff, p. 83. Doy aquí la versión completa.
Advertisement
Related Documents
View more
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks