Food

26 views

El debate de Beckett y Berkeley en Rockaby .

El debate de Beckett y Berkeley en Rockaby .
of 6

Please download to get full document.

View again

All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Share
Tags
Transcript
  1 Martín Bazán López Rockaby y el debate de Berkeley […]  cualquiera que dirija su atención hacia os objetos del conocimiento humano que éstos son, o bien ideas actualmente impresas en los sentidos, u otros que se perciben atendiendo a las pasiones y operaciones de la mente, o, por último, ideas formadas con ayuda de la memoria y de la imaginación, bien sea componiendo, dividiendo o simplemente representándose las percibidas srcinalmente de las maneras antes dichas (Berkeley) Escrita en 1980 para un festival cuyo motivo fue celebrar el cumpleaños 75 del autor, Rockaby   es una obra compleja, dado su encriptado lenguaje y una puesta en escena que basada únicamente en el movimiento de una mecedora en que permanece sentada una mujer de edad avanzada la cual está limitad a escuchar una voz en off narra su vida. La imagen presentada por Beckett parece remitirnos al cuadro de Van Gogh, La mecedora , en que observamos de igual manera una mujer sentada a la espera de algo, muy posiblemente punto de partida para la construcción de la obra de Beckett, donde la mujer recurre a la voz como media para apaciguar sus penas, pues recordemos Rockaby  , (o Berceuse , título que se le da a la obra en francés) también puede referir a las canciones de cuna con que se duerme a los bebés, dicho esto, se percibe la obra como una transición de la vida a la muerte, pero a su vez un espacio en que se busca descubrir cuál es el rol que  juega cada personaje, siendo aquí que comenzamos a postular la hipótesis de este trabajo, el cual busca poner en discusión el rol que tiene la voz frente a la figura de la mujer a partir de un acercamiento a la filosofía de Georges Berkeley, para abrir así el debate alrededor del esse est percipi, principio elemental de su pensamiento filosófico. Comenzamos por observar la composición de la obra, tras la anterior introducción cabe destacar que Beckett señala a la mujer (W) y la voz (V) como dos personajes distintos, siendo una la que nosotros vemos en escena y la otra aquella que escuchamos a través del mecanismo de una grabación, misma que puede claramente remitirnos a la operación realizada en otra obra como Krapp’s Last Tape . En el caso de Rockaby  , se observa  2 Martín Bazán López claramente como W no aparenta contar con un instrumento que le permita reproducir la grabación, ya que sólo logramos percibir a una mujer cuyo único código para activar la grabación será la palabra “more” . La palabra abre la interlocución entre W y V, misma que pareciese presentarse como súplica desesperada de W, quien busca alivio en esa voz misteriosa. Inmediatamente V comienza a narrar una serie de eventos, cuyo único hilo narrativo es la musicalidad con que se construye su dialogo. La construcción del dialogo de V, nos presenta una faceta teatral de Beckett, en que permea el lirismo al interior de la interpretación dramática, optando dejar fuera las pausas que caracterizan a obras como Eh Joe ! Para dejar que el mismo texto construya su propio ritmo, el cuál sin lugar a dudas estará influenciado por el vaivén de la mecedora que vemos sobre escena. What Rockaby gives up in breadth it makes up in fineness. The closely valued harmonics in the interplay of all that is visual and verbal, the use of light, the rocking of a chair that is controlled mechanically, the function of movement to emotionalize meaning, and the incorporation of electronics In the form of a magnetic recording tape are developed tactfully and richly. 1   Al introducirnos al discurso de V, se percibe la voluntad de una búsqueda “[…] going to and fro / al leyes / all sides / high and low / for another / another like herself / a Little like.” 2  La búsqueda a la que refiere, es aquella a la que W ha estado sujeta toda su vida, la búsqueda de alguien más que pueda entenderle, que pueda dar testimonio de su existencia y hacerle salir del solipsismo en que se encuentra sumergida, “another like herself”. Con lo anteriormente dicho, entramos al terreno de la discusión sobre la existencia del sujeto, lo cual nos remite a una pregunta muy frecuentada por Beckett en sus obras ¿qué nos permite estar seguros de nuestra existencia? La pregunta abordada por otros personajes como Malone, aquí se presenta a partir de las reflexiones que escucha W con respecto a su pasado, proceso que para Descartes sería más que suficiente para comprobar la propia existencia, pues recordemos su Cogito ergo sum,  nos dice que el 1  Enoch Brater. Beyond Minimalism. Becket late style in the theater  . New York : Oxford University Press, 1987: 165  –  166. 2  Samuel Beckett. The complete dramatic Works. London: Faber and Faber, 2006: 435.  3 Martín Bazán López cuestionamiento del propio individuo sería lo único necesario para verificarse a sí mismo, no obstante, en el caso de W, no es tan sencillo llegar a tal afirmación pues carece de una voz propia capaz de darnos argumentos directos, siendo esta voz en off, el único mecanismo que tenemos para llegar a conocer algo sobre esta mujer. Partiendo de esto, se comienza a vislumbrar la posibilidad de V como más que una voz mecánica, pues su figura se transforma en espectador de W, quien parece necesitar de ella no sólo para recordar la propia vida, sino también para argumentar su propia existencia. Dicho esto, nos adentramos al campo de la filosofía de Georges Berkeley, quien nos dice: “[…] respecto a lo que se dice de la existencia absoluta de cosas no pensantes sin ninguna relación con su ser percibidas, parece totalmente ininteligible.” 3 . En su Tratado sobre los  principios del conocimiento humano, Berkeley sostiene un principio importante para decirse existente, el esse est percipi, nos dice que existir es ser percibido, con lo cual se demuestra la insuficiencia de que uno mismo se crea existente sin la presencia de otros que puedan verificar dicha afirmación. Para Berkeley la percepción tiene un valor capital, siendo esta la única capaz de decirnos que algo es real o inteligible. Observamos en el caso de W una mujer incapaz de percibir otra cosa más que el sonido de la grabación, una mujer que eventualmente se torna ciega mientras que V se dedica a narrarle pasajes de su propia historia, dándose inmediatamente más peso al rol de V frente al de W, el cual parece marchitar con cada palabra que es pronunciada. El maquinal vaivén de la mecedora marca el tempo con que la mujer sede frente a la voz, mientras la segunda, en calidad de observadora y testigo, apacigua su malestar al darle la esperanza de haber sido percibida por alguien más, aunque no se trate más que de ella misma, lo cual no termina por reconfortar la pena en que está sumergida W, pues la voz pareciese funcionar como un espejo que se desfasa del sujeto, en este caso de W. Mientras se prosigue con la narración, se nos presenta la figura de la ventana, como el punto a través del cual W gustaba de observar y buscar a ese otro individuo que pudiese verificar su existencia, pero al mismo tiempo se presenta como referencia a la tan conocida metáfora de los ojos como ventana al alma, siendo entonces la vista, el sentido 3  George Berkeley. Tratado sobre los principios del conocimiento humano. Madrid: Gredos, 1982: 53.  4 Martín Bazán López preferenciado sobre los demás. Entendiendo a los sentidos el principal vehículo de la percepción, la vista aparece como aquel que se antepone a los demás, siendo generalmente el primer punto de acercamiento hacia un objeto o individuo, pero también, en un sentido más metafórico, aquel capaz de abrirnos paso al alma de otros. “[…] quiet at her window / only windows / other only windows /  all eyes / all sides / high and low / for another / another like herself / a little like / another living soul / one other living soul.” 4  La idea desarrollada por Beckett en este pasaje nos lleva a pensar en la necesidad que tiene el sujeto por verificarse a través de los ojos del otro, mismos que W no encuentra a lo largo de su vida, razón por la cual se ve obligada a crear su propio testigo, antes de que le abandone su propia vista. La soledad de W, representa uno de los mayores duelos a lo largo de su vida, pues bajo la óptica de Berkeley, podría significar el duelo de sí mismo.   La ceguera de W, aparece como un punto muy acertado dentro de la interpretación, pues el hecho de que nuestro personaje pierda la vista, puede remitirnos a los debates sobre la ceguera en Berkeley, en los cuales se concibe al hombre como ciego frente a un mundo sólo creado por la propia mente, lo cual nos sumergiría en un solepsismo como el de W, pues sin sentidos que nos permitan percibir el mundo, no podemos argumentar que aquel mundo que es percibido a través de la subjetividad del individuo pueda ser inteligible para todos, e incluso que pueda considerarse como real. En el caso de W, la ceguera aparece como la máxima pérdida de su vida, pues siendo el único lazo que le permitía una parcial vinculación al mundo “real”, perderle significaría una antesala a la pérdida máxima, la de la propia existencia. “[…] all blinds down / never one up / hers alone up / till the day came.” 5  La incapacidad de percepción le desvincula de todo lazo con el mundo, punto en que existe más la voz en off que la misma W. Sin ser percibida en voz, W sólo espera el silencio de V, mismo que marcará el fin de su persona, el fin de toda fe de percepción y por ende de haber existido, convirtiéndose en menos que una idea o un suspiro, pues al 4  Samuel Beckett. The complete dramatic Works. London: Faber and Faber, 2006: 438 5  Ibid. 438.  5 Martín Bazán López menos estos pueden ser percibidos, aunque sea por un corto lapso. “[…] la existencia de una idea consiste en ser percibida.” 6  Finalmente, es en la parte final de la obra en que se percibe una voz que con fuerza toma completa posesión de la puesta en escena, mostrándose ahora con un tono más severo pero de igual forma apaciguándose al unísono con el cuerpo de W. “[…] done with that / the rocker / those arms at last / saying to the rocker / rock off / stop her eyes / fuck life / stop her eyes / rock her off / rock her off.” 7  El fragmento con que se da fin a la obra destaca por su grito “fuck life” como manera de ceder ante la imposibilidad de auto -comprobación, mientras que los ojos se cierran. En el final se podría sugerir la ya muerte de W antes de que V calle su discurso, con lo cual podríamos pensar en V no forzosamente como una grabación mecánica al estio de Krapp’s Last Tape , sino más bien como una presencia verdadera, la cual sólo intenta calmar los últimos suspiros de W, en un acto de misericordia. De ser el caso, podría pensarse en que quizás, W no murió sin cumplir su cometido, sin encont rar “otra alma” dentro de un mundo tan repleto de cuerpos fríos e inertes, con lo cual nuestra perspectiva podría acordar con el título francés de la obra, pues la Berceuse  de Beckett terminaría por dar un final misericordioso a este personaje, cuyo propósito en vida fue quizás, ser percibida por otro igual a ella. Para concluir, observamos en Rockaby  , la aproximación hacia una problemática muy relacionada con el Beckett, pues teniendo frente a nosotros un Beckett de edad avanzada, logramos percibir preocupaciones más personales en una obra cuyo principal motor es la dignificación de la partida de un personaje. Desde una perspectiva teratológica, podemos observar la obra como un canto cuya belleza reside en su poder de apaciguar el traspaso entre la vida y la muerta, cumpliéndose entonces con el título, pues, al igual que un bebé al llorar, todo hombre merece escuchar un canto que le permita conciliar aquel sueño eterno de manera amena. 6  George Berkeley. Tratado sobre los principios del conocimiento humano. Madrid: Gredos, 1982: 52 7  Samuel Beckett. The complete dramatic Works. London: Faber and Faber, 2006: 442.
Advertisement
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks